Y hablando de crisis…

 

images (54)

Por Miguel Cortez

Salio de su tierra un día con la esperanza de esconderse de Dios –si es que uno puede esconderse de Dios- Pensó que si compraba uno de esos pasajes que se consiguen despistadamente lograría huir de la vista de su creador; Jonás no tenia ninguna intención de hacer las cosas según como Dios le había recomendado así que se largo lejos, tan lejos como le fue posible y hasta donde le alcanzo su tan limitado monedero, se subió a un barco y se quedo totalmente dormido a pesar del la tormenta que azotaba con fuerza aquella barca. Si me pidieras un resumen de la vida de este hombre, te lo diría en una palabra: crisis. Crisis porque Dios levanto una tormenta que azoto la barca, crisis porque la tripulación hecho a Jonás al mar y crisis porque Jonás fue tragado por un gran pez aquel día; y sin embargo y a pesar de todo, Dios lo rescato. Ver el libro de Jonás Capítulos 1-2:10 Ver. RV 1960.

A nadie le gustan las crisis, y no siempre puedes estar preparado para ellas, sobre todo si estas crisis llegan sin haber sido llamadas por nosotros mismos. Ya sea que estas crisis sean financieras o no, te comparto algunos factores que las provocan:

Por lo pronto están los factores internos. Estos factores son situaciones negativas que nosotros mismos provocamos, ya sea por negligencia o por descuido propio. Es cuando sabias lo que tenias que hacer pero no lo hiciste y ahora solo estas pagando las consecuencias de tus malas acciones. Aquí no puedes culpar a nadie, debes ser sincero  contigo mismo y empezar a corregir lo que se hizo mal cuanto antes.

Por otro lado están los factores externos. Estos factores son circunstancias negativas que pasan fuera de nuestro control. Por ejemplo cuando pierdes tu trabajo por un ajuste de personal y te avisan solo unos días antes, o cuando te enfermas y tienes que hacer un montón de gastos que no esperabas o tal vez la crisis económica del país fue tan fuerte que alcanzo a golpear con fuerza tu economía personal. Si este es tu caso no debes cargar con culpas falsas, reconoce que no estuvo bajo tu control y que hay cosas que simplemente le pasan a cualquiera y por esta vez desafortunadamente te toco a ti. Dicen que las crisis no duran para siempre y mientras tanto debes tomarte tiempo para reorganizarte. Quizá este tiempo sea el detonador para nuevos proyectos, toma nota de los cambios que se presentan y no te olvides de aprender de ellos.

Y por último están los factores divinos. ¿Qué!?, ¿Factores divinos?. Si, como lo leíste. Personalmente creo que en ciertas ocasiones Dios puede permitir que atravieses ciertas crisis con el fin de hacerte madurar en ciertas áreas de tu vida. Esto no quiere decir que Dios te este  castigando, pero en ocasiones te disciplina cuando necesitas ser disciplinado con el fin de hacerte un mejor administrador. Como en el caso de Jonás, a veces hacemos las cosas mal no porque no sepamos hacerlas bien, sino porque pensamos que ya lo sabemos todo y que no necesitamos la ayuda de los demás. Así que finalmente, te haces acreedor de una llamadita de atención por parte de Dios y lo único que te puedo decir es que mantengas bien abierto tu oído porque estas apunto de aprender una buena lección por parte del Gran Maestro que te hará más sabio de lo que tu te imaginas.

Es difícil cuando atraviesas por una crisis, algunas duran poco mientras que otras se extienden un poco mas; normalmente te llenas de preocupación y la ansiedad no te deja dormir. Entonces, si las cosas están color de hormiga te recuerdo que tu no estas solo, de hecho puedes mirar al cielo y darte cuenta de que Dios sigue en el mismo lugar y que a pesar de lo duro de la situación siempre habrá esperanza para ti. Después de todo, si Dios saco a Jonás de adentro del gran pez, seguramente a ti también te salvara. –y entonces el Señor dio una orden y el pez vomitó a Jonás en tierra firme-. Jonás 2:10 Ver. NVI.


Miguel Cortez

@macortez2016

2 comentarios sobre “Y hablando de crisis…

Agrega el tuyo

  1. Muy bueno!! Sobre todo la última parte.
    Te hace refleccionar sobre las situaciones que vivimos no sólo económicas. Y del poder de Dios que se manifiesta siempre. Gracias Miguel!
    Dios te bendiga y te siga usando. 👍

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: