La clave está en priorizar

1e6445f9370eb86f2f55694c02b0838d

He leído en diferentes libros y encuestas que el manejo del dinero es un tema que causa mucho estrés en el matrimonio, y que muchos de estos matrimonios terminan en divorcio luego de no resolver sus asuntos relacionados con sus finanzas. Y es que  hablar de las cuentas en pareja no siempre es romántico, pero si es necesario para lograr una buena salud financiera.Yo siempre les digo a las parejas que deben dedicar aunque sea una media hora a la semana para ponerse de acuerdo sobre asuntos relacionados con la economía del hogar. No importa quién gane más o quien gane menos, lo importante es que los dos estén involucrados a la hora de tomar decisiones en cuanto al manejo del dinero. Sin embargo se que no es fácil, sobre todo cuando se tienen puntos de vista muy encontrados con respecto a temas relacionados con las deudas, el ahorro o los gastos personales.

Ahora bien, no pretendo haber encontrado la llave mágica para el éxito financiero y mucho menos para que te hagas millonario de la noche a la mañana, pero si te quiero compartir un principio fundamental para lograr el camino hacia la armonía financiera con tu pareja.

El principio basicamente esta en priorizar. Establece prioridades siempre. Esto significa que los gastos más grandes y más importantes van primero. Como dice el dicho –las piedras grandes van primero-. El pago de la casa, la mensualidad del auto, el pago de las tarjetas de crédito, y todo pago importante siempre debe ser priorizado en un presupuesto antes de considerar otros gastos menores. A estos gastos yo les llamo “responsabilidades financieras”. Entonces, luego de que juntos hayan cumplido con sus responsabilidades más altas tendrás que identificar cuáles son las necesidades de la familia. Por ejemplo, la alimentación, el vestido, los artículos del hogar y todos aquellos gastos que son variables tanto en su precio como su necesidad. Lo que quiero decir es que este tipo de gastos son necesarios, pero sin embargo son ajustables en precio y cantidad sin ningún problema en caso de ser necesario. Y por último, están nuestros deseos. Es decir, que en nuestra lista de prioridades también están aquellos gustos y lujitos que de vez en cuando nos damos. No está mal  tener una lista de estos gastos, y yo siempre digo que a veces bien los merecemos pero solamente después de haber cumplido con nuestras responsabilidades financieras y  de haber suplido las necesidades del hogar.  En caso de crisis financiera estos gastos se pueden evitar sin ningún problema, por esa razón siempre deben estar al final de nuestra lista de prioridades.

El priorizar tus gastos no te hacen millonario, pero si te hace un mejor administrador de los recursos que Dios te ha dado, además  te prepara para las futuras bendiciones que vendrán por causa del buen manejo financiero.

Tomate tiempo para hacer esto con tu pareja, tal vez uno de los dos sea más diestro para el manejo de las finanzas, pero recuerda que los dos deben estar al tanto de cómo se distribuye el dinero en cada una de sus categorías. Hacer esto juntos siempre es mejor. Salomón decía que –mejores son dos que uno, porque tienen mejor paga de su trabajo, porque si cayeren el uno levantara a su compañero; pero hay del solo que cuando cayere no habrá segundo que lo levante-. Eclesiastés 4:9-10 Ver. RV 1960. Así que entre dos es más fácil y además es un principio fundamental para la vida abundante que te encamina hacia la armonía financiera.

Miguel Cortez

macortez2016@gmail.com

@macortez2106

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: