Corrí y la tumba estaba sola

  

-Camine por encima de las aguas por unos momentos, el maestro hizo que sacara dinero de un pescado, fui invitado al monte de la transfiguración y por si fuera poco solo a mí se me dieron las llaves del reino; y ahora esto, si me lo hubiera contado Juan no lo hubiera creido, sin embargo mis ojos son testigos y mis pies descansan sobre el lugar donde fue puesto el Señor, solo que ahora no lo está, solo hay silencio, la tumba esta vacía y yo sigo aquí, tan despierto, tan pensante, tan humano, tan.. Dejaré de pensar, no lo sé todo, soy solo un pescador que vive para contarlo, que Jesus no está entre los muertos, que El Señor vive; y porque El vive nosotros también viviremos.-Pedro.

-Mac-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: