Con acuerdos se anda mejor

  

Lograr la armonía financiera en un matrimonio no es tan fácil como se predica. Se requiere de mucha comprensión, flexibilidad y sobre todo de mucha paciencia por parte de ambas partes. Hablar de dinero es difícil, sobre todo cuando se tienen diferencias a la hora de administrar las finanzas del hogar, sin embargo es importante aprender a ponerse de acuerdo si es que se quiere alcanzar un matrimonio financieramente saludable. 
Siempre he pensado que no importa quien gane mas o quien gane menos, o si solo uno trabaja y el otro se queda en casa, lo que importa es que los dos siempre estén involucrados a la hora de tomar las decisiones sobre el manejo del dinero y que aprendan a resolver juntos los conflictos financieros. Por esta razón quiero compartirte cuatro acuerdos que puedes establecer con tu pareja antes de que se presenten esas diferencias que traen tanta tensión a tu matrimonio.

En primer lugar acordaran que juntos se harán responsables por los asuntos financieros, enfocándose en las estrategias y soluciones necesarias sin buscar culpables. Es decir, sean parte de la solución. Quizá haya cosas que se tengan que corregir, pero lo importante es mantener el barco a flote y para eso hay que hacer alianza y trabajar juntos. Culpar al otro no soluciona nada y por el contrario daña a la relación. Así que, traiga ideas nuevas,  proponga alternativas y juntos encuentren el camino.

En segundo lugar acordaran priorizar sus responsabilidades financieras ántes de pensar en otros gastos. Como lo dice un dicho muy reconocido –las piedras grandes van primero-. Lo correcto es establecer una lista de los gastos fijos más importantes, tales como el pago de la casa, el auto y las deudas. Todos los demás gastos que quieran hacer deben acordar hacerlos una vez que se ha cumplido con sus respectivas responsabilidades. 

En tercer lugar acordaran también tomar tiempo suficiente para hablar sobre sus asuntos financieros y decisiones que afecten el presupuesto familiar. Quizá puedan tomarse una media hora a la semana para platicar sobre estos asuntos. Recuerden buscar el momento adecuado y también el lugar correcto. Ya sea que se tomen una buena taza de café o simplemente algo refrescante para el momento, pero siempre procure el mejor ambiente para este propósito.

Y en cuarto lugar –y muy importante- acuerden que no permitirán que el éxito o el fracaso divida su relación de pareja. Aqui es donde entra en vigor el voto matrimonial que dice -prometemos estar juntos en la riqueza y en la pobreza, en la abundancia y en la escases-. No importa que tan mal este su situación financiera, o que tan bien lo este, lo que verdaderamente importa es que la familia siempre este unida. Ya se que cuando aumentan las riquezas también aumentan las responsabilidades, pero a pesar de eso ustedes nunca deben intercambiar el éxito por la familia, y cuando las cosas van mal recuerde que se tienen a ustedes mismos y que siempre es posible volverse a levantar. 

Así que, acuerden juntos tener buena actitud sobre asuntos financieros. Comprendan que el dinero no divorcia a nadie, pero la actitud si. Entonces bien vale la pena ponerse de acuerdo para obtener mejores resultados a la hora de manejar el dinero aún y cuando se presenten conflictos. Como dijo cierto profeta del Antiguo Testamento –Si dos caminan juntos, es porque están de acuerdo- Amós 3:3 Ver. DHH. 

Miguel Cortez

macortez2016@gmail.com

@macortez2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: