De la Hormiga aprendi

No se en que estaba pensando el Rey Salomón cuando lo dijo, pero cuanta verdad tenia. Tomo la pluma, se rasco la cabeza por un momento, sonrío y lentamente escribió -anda a ver a la hormiga, perezoso; fíjate en lo que hace, y aprende la lección-. Proverbios 6:6 Ver. DHH. Pero antes de que salgas corriendo al jardín en busca de algún hormiguero te recomiendo que tomes nota de los siguientes principios de vida financiera que yo aprendí meditando en las palabras del sabio Salomón.
Lo primero que aprendí de la hormiga fue que su grandeza no esta en su tamaño, sino mas bien en su carácter. Y cuando digo carácter me refiero a su determinación para realizar una actividad. Y aunque no tiene quien la mande y le diga lo que tiene que hacer asegura su comida en tiempos buenos para los tiempos malos. Proverbios 6:7,8. Ver. DHH. Esto es lo grandioso de su carácter, que no espera que la empujen cuando ya sabe lo que tiene que hacer. Esto me deja un principio financiero: nunca esperes a que los tiempos malos te empujen a trabajar por tus fianzas, tu siempre debes estar haciendo algo a favor de tu vida financiera. Se proactivo.

Lo segundo que aprendí, fue que su mayor riqueza no esta en el hormiguero, si no mas bien esta en ella misma. Lo acumulado solo es el resultado de su esfuerzo. Yo sinceramente creo que la riqueza más importante que una persona puede tener son sus virtudes. Y es que la virtud es la capacidad moral, social e intelectual que nos permite producir ciertos eventos en nuestra vida. Por ejemplo, usamos la sabiduría para tomar decisiones importantes, adquirimos conocimiento para cometer menos errores y desarrollamos nuestro intelecto para vivir mejor. Nuestro dinero puede darnos muchas cosas, sin embargo no es más valioso que nuestras virtudes. Salomón tenia cuarenta mil caballos en sus caballerizas y doce mil jinetes, la cantidad de oro que recibía por año llegaba a los veintidós mil kilos (1 Reyes 10:14,15 y 26 Ver. NVI) y aun así declaró que la sabiduría era mayor que las piedras preciosas y que aún lo más deseable no se puede comparar con ella. Proverbios 8:11 Ver. NVI. Entonces, si pensamos que nuestra verdadera riqueza esta en nuestra cuenta de banco hemos fallado. Como dice un proverbio chino ““el sabio puede sentarse en un hormiguero, pero solo el necio se queda sentado en el”.

Y en tercer lugar, lo que aprendí de la hormiga fue el principio de “poco a poco”. Ya sea que estés ahorrando, invirtiendo o produciendo para algún proyecto tienes que ser constante en lo que hagas con lo que tienes. El mayor error que puedes cometer es pensar que las cosas siempre se dan de la noche a la mañana. Las cosas buenas siempre llevan su tiempo y hay que ser perseverante en ello. Como dijo Salomón –la riqueza ilusoria disminuye; el que la junta poco a poco la aumenta- Proverbios 13:11 Ver. DHH. Has lo mejor que puedas con lo que tengas, pero se perseverante y constante. Mira que la perseverancia puede ser la diferencia entre el exito y el fracaso. Nunca desestimes los esfuerzos que hagas en favor de tus proyectos o tus finanzas por muy pequenos que se vean. Todo lo que hagas cuenta, y a la larga cuenta mucho. 

Ahora, cada vez que veo una hormiga recuerdo estos principios. No acostumbro hablar solo pero suelo repetirlos para no olvidarlos. No cabe duda que de la creación de Dios se puede aprender mucho, y que aún de las cosas mas pequeñas de la vida se pueden aprender grandes verdades para nuestro enriquecimiento personal. Por lo pronto no dejes de mirar a la hormiga y sigue aprendiendo de ella. Atentamente, Pasos de Hormiga.

Miguel Cortez

Facebook: macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: