Entre víboras, brujas y otros cuentos


Eva comió del fruto prohibido porque le dieron ganas. Al menos así lo dice una de las versiones de la escritura sagrada más popular del mundo hispano. Génesis 3:6 Ver. DHH. Pero si de ganas hablamos, una persona nunca hace nada a menos que algo la persuada para hacer algo. La víbora –que era la más astuta de todos los animales del campo- persuadió a Eva y finalmente cayó en la tentación. Me permito relucir esta historia porque me recuerda mucho los métodos de persuasión que utilizan las compañías para venderte algún producto. Entiendo que algunas ofertas que te ofrecen son muy buenas, pero en otras ocasiones solo corresponden a espejismos de oportunidades que no existen. Toma en cuenta que gran parte de nuestras decisiones financieras suelen ser provocadas por ciertas influencias que afectan nuestra manera de pensar y de actuar. 

El materialismo, que consiste en el obsesivo amor por los bienes materiales es una de las peores influencias para nuestra vida financiera. San Pablo decía que el amor a las riquezas te persuade a través de deseos insensatos y perjudiciales que hunden a los hombres en la ruina y la condenación. 1 Timoteo 6:9 Ver. DHH. El materialismo persuade nuestro deseo de tener. Sin duda que estamos conectados con el mundo material, y vivimos rodeados de necesidades materiales que deben ser cubiertas, pero a pesar de eso, tu siempre debes evitar caer en su trampa.

Por otro lado, existe también la influencia del sensacionalismo. Dicho de otra manera, es la tendencia a exagerar o hacer que las cosas se vean más grandes, mejores e impresionantes de lo que realmente son. El sensacionalismo persuade nuestros sentido de la vista, del tacto y el olfato, provocando nuestro deseo de sentir. Una buena parte de la publicidad que nos rodea está apoyada en el sensacionalismo que afecta nuestra forma de pensar y finalmente nuestras decisiones financieras.

Y por último, está el “Glamour”. Que resalta el encanto personal que posee una persona, realza sus características atractivas  y glorifica el aspecto físico. Dicen que la madrastra de Blanca Nieves era muy feliz hasta que se dio cuenta de que ella no era la más bonita del reino. Y no es que la madrastra haya sido fea, pero sus deseos insanos y disfuncionales la persuadieron de hacer el mal para llegar a ser la mujer más bella de aquel lugar. 

Ahora la bruja del cuento es otra, pero que se disfraza con descuentos y ofertas que lo persuaden a uno de caer en la tentación del consumismo desmedido, prometiendo grandes ahorros y rendimientos pero qué al final de cuentas se desvanecen. Verse bien, o hacer por verse bien no es malo, pero una persona nunca debe dejarse llevar por esta influencia a la hora de hacer su guardarropa derrochado su economía. Las compañías gastan mucho dinero en publicidad para convencerte a ti de comprar sus productos, y tu trabajas mucho para ganar tu dinero, por lo tanto debes cuidarlo. No está mal hacer publicidad para vender productos, lo que está mal es engañar a su querida clientela.  La persuasión en las estrategias de venta cada vez es más intensa, así que te recomiendo que antes de realizar tus gastos personales siempre te hagas las preguntas correctas: ¿puedo hacer esta compra?, ¿Lo quiero o lo necesito? o ¿realmente me conviene? Porque lo quiero?

Piensa bien antes de dejarte llevar por las influencias modernas a la hora de dejar ir tu dinero. Salomón decía que una persona que se apresura alocadamente tendrá la tendencia a empobrecer con el tiempo. Proverbios 21:5 Ver. RV 1960. Entonces, evita que la persuasión de la mercadotecnia te atrape, líbrate de los espejismos de abundancia y se sabio a la hora de darte un gustito. 

Miguel Cortez

macortez1@live.com

2 comentarios sobre “Entre víboras, brujas y otros cuentos

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: