A graznido de pavo, mejor me callo

Buscando entre mis notas pasadas encontré una frase que escribió Margaret Thatcher hace muchos años que decía “si andas diciéndole a todo el mundo que eres una dama entonces no lo eres”. Personalmente creo que esta frase podría adaptarse muy también a otras situaciones tales como la abundancia, la prosperidad y la fama. Entonces diría yo, “si andas diciéndole a todo el mundo que eres famoso entonces no lo eres” o “si andas por ahí diciéndole a todo el mundo que eres un hombre muy prosperado entonces no lo eres”, o como cita el famoso refrán “dime de qué presumes y te diré de lo que careces”. Y es que, a falta de humildad exceso de jactancia, y a falta de modestia exceso de alarde. Me recuerda al pavo real -símbolo del concepto de la vanidad- que ostenta de su hermosura pero que con su graznido parecido al de una corneta contrasta mucho con su belleza. Así es la ostentosidad, que exhibe abiertamente con orgullo y lucimiento la belleza, la fortuna y el poder pero dejando un mal testimonio de carácter, prudencia y sensatez. El problema con la ostentación es que solo es una manifestación excesiva de la riqueza y no siempre corresponde a una prosperidad sana. Por lo tanto te comparto algunos principios que debe saber en cuanto a una prosperidad genuina.

Primero que nada, debes saber que ser rico no es lo mismo que ser prospero, se parece pero no lo es. Ser rico significa que tienes mucho dinero y puedes invitarme a comer unos tacos, pero ser prospero significa que compras la taquería, me invitas unos tacos y tu riqueza sigue en aumento. Porque eso es prosperidad, el constante crecimiento favorable no solo de dinero, sino también en cualquier ámbito de la vida.

Segundo, que cuando aumenta la abundancia también aumentan las responsabilidades, o como decía Salomón –mientras más se tiene, más se gasta. ¿Y que se gana con tener, aparte de contemplar lo que se tiene?- Eclesiastés 5:11 Ver. DHH. Una vaca te puede dejar mucho dinero –si sabes qué hacer con ella, claro- sin embargo mantener una vaca también cuesta dinero, ahora imagínate el costo que se requiere para mantener cien vacas. Sin duda que será un gran  negocio, pero el principio no cambia con el aumento. Si aumenta la abundancia también aumentarán las responsabilidades para sostener nuestra prosperidad.

Tercero, no es lo mismo ser financieramente saludable que ser financieramente abundante, ya que se puede tener mucho y aun así sufrir consecuencias por el mal manejo de tus cuentas, pero por el otro lado, puede que no tengas mucha abundancia y ser financieramente saludable gracias al buen manejo de tus cuentas. Entonces, ya sea que tengas mucho o poco lo importante es que tengas  un sabio manejo de tus bienes materiales. Como dijo Mahatma Gandhi –El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso-.

Y cuarto, que la abundancia y la prosperidad no es una excusa para la vanidad y mucho menos para la ostentación. De hecho el libro más antiguo de la biblia recomienda que no caigamos en tal actitud. Job 15:31 Ver. RV 1960 y siglos después Santo Tomás de Aquino la considero como la primera en la lista de los de los pecados capitales. (1225-1274 d.C.).

En la última escena de la película del Abogado del diablo, Al Pacino -quien representaba al diablo- dijo: mi pecado favorito es la vanidad. Y no es chiste, pero en el año 590 d.C. aprox. Gregorio Magno –uno de los primeros papas de la iglesia católica apostólica- decía que la vanidad era el comienzo de todos los pecados. Así de grave, así de serio. Entonces, vale más poner los pies sobre la tierra y no dejarnos llevar por el deseo desenfrenado de la ostentación y la vanidad. Y si hemos de tener éxito en la vida hagamos lo que dijo el sabio Salomón –no te jactes a ti mismo, y deja que sean otros los que te reconozcan-. Proverbios 27:2 Ver. RV NVI.

Miguel Cortez

macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: