Lulú y el ratón de los dientes

El ratón llego justo a tiempo a su cita, llevaba consigo  una gran bolsa llena de dinero para dejarle a Lulú un pequeño pago a cambio de su primer diente que había perdido aquella tarde. Ahora Lulú debe decidir qué hacer con las diez monedas que le dejó el ratón. Ella quiere comprar dulces, chocolates y papitas porque puede,  sin embargo su padre le dice que debe ahorrar en su alcancía por lo menos una moneda para comprar una muñeca nueva. Es una decisión importante para ella, solo que ella no lo sabe. ¿Alguna vez te dieron domingo? ¿Qué hacías con el dinero que te daban cuando eras niño? ¿Guardaste algo, o eras como yo que no dejaba nada para después? 

Sé que Algunos desearíamos regresar al pasado y cambiar algunas cosas, pero mientras no exista la máquina del tiempo tendrás que pensar solo en el futuro y hacer que sea muy bueno. Así que por lo pronto considera los siguientes puntos que te doy y hazlos parte de tu filosofía financiera. 

Primero, que las decisiones que hagas hoy repercuten en el futuro siempre. Significa que somos el resultado de las decisiones que hicimos en el pasado y que nuestro futuro depende mucho de las decisiones que tomamos hoy. Por esa razón seamos prudentes antes de tomar cualquier acción. 

¿Que es lo que quiero de mi dinero? ¿Cuáles son mis metas financieras? ¿Esto me acerca o me aleja de mis metas? ¿De qué manera me afectará si hago esto o aquello? Podré con esta responsabilidad? Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte para mejorar tus decisiones y establecer un mejor futuro. Recuerda que el hombre ingenuo se cree de todo, pero el prudente se fija bien por dónde anda. Proverbios 14:15 Ver. NVI. 

Segundo, que el tiempo es un factor determinante en todo lo que hagas. El éxito no se cocina en el micro y la buena comida se hace a fuego lento. Lo mismo sucede con el ahorro, las inversiones y los negocios, entre más pronto empieces tendrás más tiempo a tu favor para arriesgar e incrementar tus probabilidades de éxito. Entonces, si el tiempo vale oro, no lo derroches y sácale toda la ventaja que puedas. Eclesiastes 3:6 Ver. NVI

Y tercero, que las experiencias tanto negativas como positivas se convierten en sabiduría para el futuro. Es por eso que Moisés, el gran libertador del Antiguo Testamento oraba diciendo -enséñanos bien a contar nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría- Salmo 90:12 Ver. NVI. Todo lo que nos pasa en la vida es una preparación para el futuro y toda la experiencia adquirida nos da la oportunidad de tomar mejores decisiones el día de mañana. Así que, si Lulú se gastó sus diez monedas en golosinas puede que lo haya disfrutado pero solo por un pequeño lapso de tiempo. Sin embargo, la experiencia nos indica que las recompensas dejadas para su debido tiempo son mejores y se disfrutan más.

Por ahora Lulú ya es mayor de edad, trabaja y además de dientes Fuertes también tiene grandes sueños. El ratón de la infancia la visita cada día de pago y las palabras que su padre le decía todavía siguen vigentes en su memoria. Así que si Lulú aprendió la lección, su futuro será mejor, y si con el ratón aprendió a esperar, más grande será su bendición. 

 Miguel Cortez 

macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: