Y que siga la boda! 

Por Miguel Cortez

A veces las personas se casan como el piojo y la pulga; con la ayuda del gorgojo, el ratón y todos los demás padrinos. Pero luego de la luna de miel –si es que se tiene- viene la vida real; hay que pagar la renta, la luz, el agua, la comida, el carro y una que otra deuda que se coló en este nuevo feliz matrimonio. Yo no tengo registro alguno de que el piojo y la pulga se hayan divorciado alguna vez, pero si se de muchas parejas que han llegado a separarse por no haber resuelto positivamente sus conflictos financieros. No debería ser así, pero lamentablemente esto sucede. Los costos de divorcio son muy variables, a veces cuesta menos que casarse y ahí no hay padrinos, piojos ni gorgojos que puedan ayudar como cuando te casas. Divorciarse por el estrés financiero cada vez es más común en todas las sociedades, pero eso no significa que sea bueno. El divorcio al parecer está a la alza como si fueran unidades de inversión y eso es alarmante para todos. Por ahora solo quiero dejarles algunos consejitos saludables para solidificar relaciones financieramente sanas. 

Primero, eviten los comportamientos disfuncionales. Por ejemplo, eviten las comparaciones con otras parejas y personas, nunca le des la espalda a tu pareja por venganza en una crisis, y eviten buscar culpables. Puede que uno o ambos hayan tenido alguna responsabilidad por los problemas financieros, pero ahora es momento de encontrar soluciones y no culpables. Si solo te concentras en buscar culpables harás que el conflicto crezca y las posibilidades de tener éxito disminuirán. Como dijo San Pablo –al amor debe ser benigno- 1 Corintios 13:4 Ver. RV 1960. Esto significa que siempre deben tenerse buena voluntad ante todo y sobre todo.

Segundo, Erradiquen mitos financieros. Por ejemplo, pensar que solo los hombres deben trabajar, o pensar que él o la que gane más es quien tiene la última palabra en la casa. También es disfuncional y mitológico pensar que una familia exitosa es aquella que ha logrado acumular mucha riqueza y bienes materiales, y peor aún es pensar que si no se tiene una casa más grande y con alberca es un fracaso. Esto es tan falso como las siete vidas de un gato. Recuerda que lo que hace a una familia exitosa no es cuanto tiene en el banco o que tanto ha acumulado en el garaje, sino más bien es el manejo sabio de todos los recursos que Dios les ha dado lo que los hace verdaderamente exitosos.

Y tercero, establezcan un paradigma o modelo personalizado por ustedes que se pueda adaptar a su relación con el fin de administrar bien los recursos de una manera más eficiente. No creo que exista un modelo único para todas las parejas, más bien creo que todos los matrimonios son diferentes aún y cuando experimentan circunstancias  similares. Para ser más claro, lo que quiero decir es que si están haciendo las cosas como las hace el compadre y no les está dando resultados supongo que es momento de buscar otra forma que les funcione en vez de planear el final de su relación. O tal  vez adoptaste el modelo que leíste en alguna revista de hombres y mujeres famosos y eso de “…y fueron felices para siempre…” no les resulto, entonces hay que cambiar, porque eso de hacer la cosas del mismo modo siempre y no ver resultados favorables esta en chino y además es sinónimo de insensatez, lo cual te lleva al desastre justo antes de tiempo. Ver Eclesiastés 7:17 Ver. DHH. Así que antes de tirar la toalla busquen un nuevo modelo pero siempre respetando sus valores morales y espirituales.

Por ahora solo nos resta desearle lo mejor al piojo y la pulga, pero en cuento a nosotros si nos queda un largo camino que recorrer y mucho que aprender, por lo tanto les recomiendo que mantengan una buena actitud hacia las dificultades financieras y reaccionen de manera asertiva antes de tomar decisiones. Sumen experiencias de los errores, y si es necesario buscan ayuda de otros tal y como lo hicieron el piojo y la pulga el día que se casaron. 

Miguel Cortez

macortez1@live.com

2 comentarios sobre “Y que siga la boda! 

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: