Principios de araña


Frente a la oficina donde yo trabajo existe una araña que cuelga sobre su telaraña. Desde el amanecer hasta el atardecer ella siempre trabaja y al parecer tiene más cosas que hacer durante el día que Martha la amiga de Jesús el día que ella lo recibió en su humilde casa. Lucas 10:41 Ver. RV 1960. Bien trabajadora ella –la araña que vive en su telaraña enfrente de donde yo trabajo- sube y baja con esfuerzo a pesar del viento y del rocío de la mañana que le deja hermosas gotas de agua colgantes a su paso y haciéndole su día un poco menos que perfecto. Trabaje y trabaje ella siempre y sin reproche avanza cada día en su telar, creando siempre su obra perfecta y dejando plasmado en el viento su más hermoso ejemplo de esfuerzo y productividad.

Hace algún tiempo alguien me enseñó que el trabajo es una bendición del creador. Aunque algunos todavía siguen sentidos con la caída de Adán, y culpando a Eva creen que el trabajo es una maldición que todos debemos pagar. Sin embargo, sepan bien que Dios instituyo el trabajo justo antes de la caída, y que lejos de ser un castigo más bien fue la mera institución que El hizo, y que es ahí donde el hombre –ósea usted y yo- podemos desarrollar todos nuestros conocimientos, cualidades y habilidades que hemos adquirido con el tiempo y una educación. Por lo tanto, -y aunque no me creo el hombre araña- permíteme tejer por lo menos tres principios sencillos acerca del trabajo que no debemos olvidar.

Primero, que trabajar es una responsabilidad que nos concierne a todos. Y que una vez que hayamos cumplido la edad necesaria hay que buscarse un trabajito y ganarse el pan de cada día. Ya sabes, como dijo San Pablo «el que no quiera trabajar, que tampoco coma» 2 Tesalonicenses 3:10NVI. Y es que esta bien comer gratis algunas veces; pero no toda la vida, sobre todo cuando se tienen todas las facultades necesarias para realizar algún trabajo y ser productivos en alguna actividad laboral. 

Segundo, que el trabajo es una oportunidad para el crecimiento profesional y personal de cada uno de nosotros. Por lo tanto, aunque el dinero es muy importante en nuestros días para tener una mejor calidad de vida, no olvidemos considerar que un buen trabajo no es aquel que solo provee una buena remuneración económica, sino aquel que también pueda proveer un lugar donde uno pueda desarrollar todas sus cualidades personales y profesionales. De lo contrario, ¿cómo podría la hormiga ser efectiva sobre una telaraña? Y ¿Cómo podría la araña ser productiva si no se le permitiese trazar en el viento algunos de sus más hermosos tejidos de acero? Quizá logren no morirse de hambre, pero nunca alcanzarían la plenitud de su propósito en la vida.  

Y tercero, no importa que tan seguro te sientas, el trabajo es algo que debe cuidarse siempre. O mejor dicho «quien cuida de la higuera comerá de su fruto, y el que mira por los intereses de su señor será honrado» Proverbios 27:18 Ver. RV 1960. Es decir, que la responsabilidad de proteger la fuente de nuestros ingresos es nuestra, y que si no se cuida, se acaba. Sepa bien que el empleo es la fuente de provisión que Dios usa para bendecir al hombre y a la mujer que trabaja. Y aunque a veces parece que ganamos poco, debes saber que si somos fieles, un día el Dios del cielo nos lo abrá de recompensar con mucho. Porque como dijo Jesús: «muy bien, eres un empleado bueno y fiel; y ya que fuiste fiel en lo poco, te pondré a cargo de mucho más» Mateo 25:23 DHH. Así que, nada de descuidar la higuera, la telaraña o lo que sea que Dios nos haya dado. Trabajemos con honestidad, integridad y responsabilidad en cada momento de nuestra jornada laboral.

Por lo tanto, y mientras la araña que existe enfrente de la oficina de donde yo trabajo sigue teje, y teje y teje, yo por el momento me mantengo a la distancia, y respetando su espacio le saco la vuelta dejando que la vida siga, y siga y siga.

Miguel Cortez
macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: